Manifiesto de Ln para las elecciones del 25/09/2016

0

MANIFIESTO  DE Ln, LIBERTAD NAVARRA, ANTE LAS AUTONÓMICAS DEL 25S AL PARLAMENTO DE LA NAVARRA OCCIDENTAL O MARÍTIMA.

La libertad y el bienestar se llaman Nafarroa Osoa o Navarra independiente, pues la pregunta principal -que nos debiéramos hacer- es si ahora vamos bien. Si el no estar bien tendrá que ver con que se ha dejado de llamar a las cosas por su verdadero nombre, cuando se está ocultando que en realidad somos sociedad navarra, aunque dividida y conquistada de continuo, y -a su vez- si con los planteamientos políticos que se exponen, desde las distintas fuerzas en este país, hay algún futuro que pueda merecer la pena. En estos momentos se entreabre la ventana electoral autonómica, convertible en una oportunidad, para -presentándonos y votando- expandir en todas las direcciones el mensaje libertador de que hay una solución a los graves problemas que nos acucian a todas y a todos.

1.- Libertad. La libertad significa, ante todo, la capacidad de acuerdo que tiene una sociedad para no ser dominada por otra y para vivir según las leyes que se da a sí misma. Navarra y Libertad resultan un binomio jurídico-político determinante en la realidad colectiva de esta sociedad, de la que formamos parte la ciudadanía de las actuales Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. La unidad de las navarras y navarros es clave para la defensa de la libertad y el ejercicio de los derechos  -también llamados Fueros- y esto hará que sea posible alcanzar el bienestar de todas las personas. La libertad interna de la sociedad navarra es imprescindible y necesaria para ejercer los derechos propios.

2.- Bienestar. El ejercicio por la sociedad navarra de su soberanía presupuestaria exige denunciar al  Convenio/Concierto, que es nulo de pleno derecho por la manifiesta desigualdad de las partes, la falta de equidad y por ser una gran sanguijuela que chupa la sangre de esta sociedad. Por el contrario, sí está al alcance de la ciudadanía abrir la vía para romper con el saqueo del Convenio/Concierto y ejercer los derechos ciudadanos a tener unos presupuestos soberanos, salir de la crisis y conseguir la libertad y el bienestar de todas y todos. El ejercicio de la libertad interna, mediante la unidad de las navarras y navarros,  posibilitará la derogación del Convenio/Concierto y el ejercicio de la soberanía presupuestaria, ajustada a los ingresos, sin fraude fiscal, y a las verdaderas necesidades de gasto, única forma que tenemos de salir de la durísima crisis económica.

3.- Pequeños o normales. Territorialidad. La realidad es que la comunidad lingüística, o Euskal Herria, forma parte de Navarra que es el nombre de la sociedad política estatal propia. No son conceptos contradictorios ni opuestos, sino complementarios. Confundir el diferente significado de ambos nombres, pertenecientes a la misma sociedad, o país, solo favorece a sus enemigos, a los actuales conquistadores continuados que quieren que esta ciudadanía no recupere su libertad, sus derechos y cultura. Tan inexacto sería reemplazar el significado lingüístico de Euskal Herria por Navarra, como el contenido estatal, jurídico-político, de Navarra por Euskal Herria, aunque los dos nombres son absolutamente complementarios y se refieren a la misma gente, país y sociedad.No somos un país pequeño.Navarra es un Estado, formado por su ciudadanía plural y soberana. Libertad navarra y Estado navarro son inseparables. Navarra al estar sometida por la conquista continuada -que le infringen España y Francia- es dividida por ellas, de forma ilegal y contraria a derecho, en porciones conformando provincias de las mismas. Navarra no es provincia de nadie, ni solamente dos territorios del Zazpiak Bat. Sobre la recuperación de la unidad jurídico-política y territorial, es el conjunto de la sociedad de Navarra entera -por encima de las fronteras impuestas- quien debe ejercer el derecho soberano de la ciudadanía a vivir libres e independientes en la territorialidad propia.

4.- Reserva indígena. ¿Tú crees, con sinceridad, que existe la más mínima posibilidad de lograr la independencia,  en base exclusivamente a la comunidad lingüística de Euskal Herria?  ¿Tú no crees que el núcleo sólido o punto de inicio de la recuperación de la independencia aquí, es la existencia de una sociedad civil y política, plural, diferenciada y conquistada de continuo, haciendo abstracción de sus evidentes componentes identitarios?  ¿Tú crees que se puede iniciar el camino de la independencia sin tener muy presente que el sujeto activo de la andadura es la propia sociedad conquistada, plural e intercultural? ¿Tú crees que es posible asegurar el futuro y los derechos de la comunidad lingüística de Euskal Herria sin haber recuperado la independencia de su propio Estado Navarro? Los vascos y las vascas ni somos ni queremos ser una reserva indígena, tampoco somos sólo una comunidad cultural o histórica, pues somos principalmente una sociedad de ciudadanos libres.Está comprobado internacionalmente -en los últimos cien años- que los nacionalismos de los pueblos conquistados, mientras no se transforman en sujetos activos por la recuperación de su independencia y por el ejercicio de la desconquista, practicando sus derechos y libertades propias, se ven reducidos a determinadas reivindicaciones lingüísticas o culturales, quea menudo se convierten en auténticas rémoras para poder acabar con la conquista continuada. Los partidos políticos nacionalistas vascos no reivindican hasta ahora la libertad interna y unidad de los navarros para el ejercicio de sus derechos y libertades, que se encuentran muy limitados por la conquista continuada. Los conquistados, que ahora son colaboradores de los conquistadores, se sienten algo incómodos ante lo que ellos ven como amenaza para sus intereses, como lo es que la sociedad conquistada recupere la independencia. Así aquellos que usufructúan una parte del poder sobre los navarros conquistados -ya interiores, marítimos o riojanos- están incómodos ante la eventualidad de tener que devolver el poder a esta sociedad conquistada.

5.- Civilización frente a barbarie. La imprescindible memoria. Necesitamos conocer lo que le ha sucedido a nuestra sociedad, así podremos saber cuáles son las causas de la actual situación y como salir de ella. En una sociedad conquistada y negada como la nuestra es imprescindible tener presente cuales son los motivos y los efectos de la subordinación. El enfrentamiento entre civilización y barbarie es una constante para esta sociedad desde el siglo VI hasta el día de hoy.  Durante diez siglos, hasta 1621, se pudo hacer frente desde el poder estatal propio a la barbarie armada y al fundamentalísimo religioso de visigodos, árabes, francos, castellanos, españoles y franceses, todos ellos caudillistas, jerárquicos, feudales, absolutistas, providencialistas, y contrarios -de forma explícita o implícita- a la igualdad, la libertad, la democracia y a los derechos humanos.

6.- Amnistía. La amnistía la acuerda el poder del Estado para extinguir la responsabilidad penal principalmente de sus ciudadanos, actuando sobre el delito mismo, generalmente de causa política, al extinguir toda responsabilidad penal o civil y anular los antecedentes penales. Es fundamental tener presente que en la práctica la amnistía solo se puede decidir a través del legislativo propio, por la sociedad que padece directamente la existencia de ciudadanos, miembros de la misma, con privaciones de sus derechos, encarcelados, desterrados, exiliados, perseguidos, por lo que no es una tarea de los Estados de otras sociedades, y mucho menos si estos no reconocen la conquista continuada que practican y les niegan la condición de conquistados a los condenados y refugiados, por lo que no los consideran incursos en delitos políticos ni por tanto presos o refugiados políticos.

La legalidad propia navarra antes de 1841 no permitía que los navarros fueran juzgados por tribunales ni con leyes extranjeras, no navarras, debiendo cumplir las penas en cárceles navarras, no extranjeras, es por lo que el ejercicio de la potestad de amnistiar  -simultáneamente con el fin de la conquista- solo lo tiene el legítimo legislativo de la sociedad navarra. Únicamente el Estado propio, Navarro, puede acordar la amnistía general a sus ciudadanos.

7.- Gure Estatua. Navarra es desde el punto de vista jurídico-político  el nivel más elevado de la evolución de esta sociedad.  Es la plena socialización de esta colectividad humana que pasó de comunidad a sociedad, ascendió el escalón que la convirtió en sociedad política estatal, a la vez que iba desarrollando su sistema jurídico propio.  Una sociedad política estatal es intrínsecamente, sustancialmente, independiente. No pierde su condición por ser víctima de la conquista continua. La conquista únicamente la domina, somete, subordina, pero no puede evitar, ocultar, que se trata de la sociedad que padece la conquista continuada. Nuestra sociedad y su territorialidad forman parte de la ciudadanía de la Europea unida, la cual en la actualidad se va a ver obligada a recuperar y ejercer sus derechos frente a los caducos y hegemonistas Estados que la han fraccionado y negado.

8.- Derecho a ejercer y decidir. En la actual sociedad navarra -que padece una conquista continuada- hay que tener muchas agallas -dotes de valentía, desprendimiento y generosidad- para entregar si es necesario el prestigio personal, el nombre y la imagen, sin tener miedo al qué dirán, en la lucha por la libertad, en unas ocasiones haciendo frente a la incomprensión, o cuando no a la intolerancia, de quienes creen que la política exige una obediencia ciega e irreflexiva a ciertos dogmas y a los dirigentes de determinadas siglas, sean del llamado nacionalismo vasco o del español, otras en elecciones que no son las nuestras y en las que no tenemos posibilidad alguna de salir elegidos. Una vez más es de justicia felicitar a todos los que valientemente trabajan por la recuperación de la libertad, soberanía e  independencia, prestan su persona como candidatos y colaboran en las campañas electorales para extender el conocimiento de la verdadera situación que padece esta sociedad por tener limitados, y no dejarle ejercer, sus derechos propios y libertades para decidir. Aunque fue en enero de 2014 que conseguimos la inclusión de Ln en el registro de partidos políticos del Estado español, como requisito europeo y  administrativo indispensable para desarrollar la necesaria actividad política, no nos dio tiempo para presentarnos a la selecciones europeas de aquel año, y sí en cambio -tras intentar una gran coalición preelectoral por el cambio- para aprovechar las oportunidades políticas inherentes a las autonómicas de mayo de 2015 nos presentamos a las del Parlamento de la Alta Navarra, luego en las generales del 20 de diciembre de 2015 en Alta Navarra, Gipuzkoa, Araba y en las últimas elecciones generales del 20 de junio de 2016  en Araba, Alta Navarra y en La Rioja

9.- Asamblea Estatal Navarra Esta sociedad, política y estatal, navarra, que integra y engloba sustancialmente a la propia comunidad o pueblo vasco, padece, a la vez la suplantación violenta de su Estado navarro y la conquista continuada, que son la causa de la subordinación y consecuente privación de derechos y libertades de todos sus miembros. La legislación y jurisprudencia europea e internacional prohíbe expresamente la constitución de un Estado étnico y solo admite la legitimidad de la libre decisión de la sociedad adoptada democráticamente. Es por ello que, resulta una tarea estéril esforzarse sólo en buscar soluciones a los diferentes efectos de la dominación y no centrarse en su origen, en recuperar la libertad. En nuestro caso, las instituciones de la independencia, funcionaban en la era contemporánea, donde los padres de nuestros bisabuelos vivieron en ellas.

Como dijo Mahatma Gandhi “No se nos otorgará la libertad externa, sino en la medida exacta en que sepamos, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna”, aquí la recuperación del Estado navarro, territorialidad y sistema jurídico propio -legislativo, ejecutivo y judicial- supone el requisito indispensable de volver a tener la independencia interna y estar en condiciones de recuperar de inmediato la independencia externa en el propio Estado europeo de Navarra. Es la ciudadanía autoorganizada la que puede y debe de inmediato dirigir el procedimiento de recuperación de la independencia interna y externa. La constitución de una institución unitaria, abierta y plural, que abarque a toda la sociedad navarra para recuperar la libertad, soberanía e independencia, o Asamblea Estatal de Navarra, es una de las iniciativas políticas necesarias. Dicho proyecto en ningún caso podrá ser de planteamiento antipartidos, si bien la participación en la AEN será a título individual, ya que el respeto al derecho de libertad de asociación política es un derecho humano fundamental.

Tampoco será antielectoral ni antiinstitucional, pues la práctica política exige la presencia ciudadana en todos los ámbitos sociales e institucionales para ejercer la independencia interna y externa de la sociedad.

10.-Crisis y conquista. La sociedad navarra necesita recuperar la unidad, finalizar la polarización identitaria, lograr el pleno ejercicio de todos sus derechos y libertades, y la restauración de nuestro propio Estado navarro.Frente a los recortes y las privatizaciones, defendemos  en su integridad los servicios públicos, así como al verdadero Estado del bienestar -elemento sustancial del Estado navarro- ante la agresión global, llamada neoliberal apoyada por los dos Estados que dominan y expolian a la sociedad navarra. El objetivo de la salida de la crisis económica está completamente condicionado por las continuas privaciones y limitaciones de los derechos, libertades, y de la propia soberanía económica, de esta sociedad.

Share.